1. INTRODUCCIÓN

Mahmud Ahmadineyad (Aradan, Irán, 28 de octubre de 1956) es un ingeniero civil y político iraní de ideología conservadora islamista, y actual presidente de la República Islámica de Irán desde el 2 de agosto de 2005. Ahmadineyad fue elegido presidente de Irán el 24 de junio del 2005 en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Su rival, que había conseguido más votos en la primera ronda, era el influyente ex-presidente Akbar Hashemi Rafsanyani, al que Ahmadineyad derrotó con el 61,69% de los votos de los aproximadamente veintiocho millones del total, con una participación de aproximadamente un 59,6%, mientras que en la primera vuelta Ahmadineyad sólo había conseguido un 19,48%. Algunos analistas dicen que el estilo de vida simple de Ahmadineyad y sus puntos de vista supuestamente populistas han ganado apoyo sobre todo entre las clases más pobres del país. Aunque Rafsanjani inicialmente rechazó los resultados y alegó el uso de una campaña de "trucos sucios", sin embargo, más adelante declaró que el pueblo iraní debe "apoyar" al presidente electo. En las elecciones del 12 de junio de 2009, Ahmadineyad, según los datos oficiales, obtuvo un 62,63% de los votos escrutados frente a apenas un 33%, de su principal rival, Mir-Hossein Mousavi. En los días posteriores a la cita electoral, los seguidores de Mousavi, han puesto en cuestión la veracidad de los resultados divulgados, produciéndose diversos altercados en las calles de Teherán.

2. BIOGRAFÍA

Nacido Mahmud Saborjhian en la aldea de Arādān, cerca de Garmsar, hijo de un herrero, su familia se trasladó a Teherán cuando él tenía un año. Su apellido real es el persa por “pintor de hebra” y fue cambiado a “Ahmadineyad”, en persa, “de la raza de Mahoma”, cuando ello y su parientes inmigraron a Teherán. Entró en la Universidad de Irán de la Ciencia y la Tecnología (IUST) como un estudiante de grado de ingeniería civil en 1976. Continuó sus estudios en la misma universidad, entrando en el programa de master para la ingeniería civil en 1986 y finalmente obtuvo su doctorado en Tráfico e ingeniería de transporte y planificación.

En 1980, Ahmadineyad era el representante principal del IUST en las diversas sesiones de reuniones de estudiantes con el ayatolá Jomeini. En estas sesiones, se crearon las bases de la primera Oficina para Consolidar la Unidad (daftar-e tahkim-e vahdat), la organización de estudiantes que estuvo detrás del ataque de la embajada de Estados Unidos que llevó a la crisis de los rehenes de Irán. Durante el ataque de la embajada, Ahmadineyad sugirió una tentativa simultánea contra la embajada de la Unión Soviética, pero se votó en contra.

Durante la guerra con Irak, Ahmadinejad fue instructor de los Basiji Mostazafan, una organización fundada en 1979 por Jomeini. Los basiji eran niños de hasta 12 años que estaban obligados a defender el régimen de Jomeini y a los que se les enseñaba "la gloria del martirio". Armados de una llave de plástico en el cuello, una llave que les aseguraba su entrada en el paraíso. Los niños eran utilizados para limpiar los campos minados. Se había intentado con asnos, ovejas y perros, pero éstos, al ver una explosión, se asustaban y huían. En cambio los niños plenos de fervor religioso y con sed de paraíso se ofrecían jubilosamente. Para evitar la dispersión de sus cuerpos, antes de entrar a los campos minados los niños se enrollaban en alfombras, para que sus partes permanecieran juntas tras la explosión (en la actualidad, en Téhéran hay 1.250.000 personas pertenecientes a este movimiento).

También durante la guerra Irán-Irak, Ahmadineyad se unió a los Guardianes de la Revolución en 1986. Después de entrenar en los cuarteles generales, estuvo en acción en las operaciones secretas extraterritoriales contra Kirkuk (Irak). Luego se convirtió en el ingeniero jefe del sexto ejército de los Guardianes de la Revolución y el jefe de los Cuerpos de los Guardianes en las provincias occidentales de Irán. Tras la guerra, sirvió como gobernador y vicegobernador de Maku y Khoy, como consejero del Ministro de Cultura y Guía Islámica, y como gobernador de la entonces nuevamente establecida Provincia de Ardabil de 1993 a octubre de 1997.

Pero Ahmadineyad era una figura mayormente desconocida en la política iraní, hasta ser electo alcalde de Teherán por el Segundo Consejo de la Ciudad de Teherán el 3 de mayo de 2003, después de las elecciones al ayuntamiento del 2003, cuando con una ventaja del 12% los candidatos conservadores de la Alianza de Constructores del Irán Islámico se alzaron con la victoria en Teherán. Durante su mandato revirtió muchos de los cambios hechos por anteriores alcaldes moderados y reformistas, puso un gran énfasis religioso en las actividades de los centros culturales fundados por alcaldes previos, impuso el uso de ascensores separados para hombres y mujeres en las oficinas municipales y sugirió el entierro de los cuerpos de los mártires de la guerra Irán-Irak en las principales plazas de la ciudad de Teherán.

Como alcalde de Teherán, Ahmadineyad también se convirtió en director a cargo del periódico Hamshahri, que empezó con el despido de Mohammad Atrianfar como editor y su reemplazo por Alireza Sheij-Attar, que fue posteriormente despedido el 13 de junio de 2005, unos pocos días antes de las elecciones presidenciales, debido al no apoyó a Ahmadineyad por el periódico. Sheij-Attar sería reemplazado por Ali Asghar Ash'ari, un antiguo Viceministro de Cultura y Guía Islámica durante el mandato como ministro de Mostafa Mirsalim. Durante su mandato, también despediría a Nafiseh Kouhnavard (uno de los periodistas de Hamshahri) por realizar una pregunta al entonces presidente Jatamí sobre las "líneas rojas" del régimen y las agencias de inteligencia ilegales paralelas, que Ahmadineyad no consideró apropiada, y más tarde acusaría al periodista de ejercer de espía para Turquía y Azerbaiyán.

Ahmadineyad es conocido por haberse peleado con el presidente reformista Mohamed Jatamí, que entonces le quitó el poder de asistir a las reuniones de la Cámara de Ministros, un privilegio normalmente permitido a los alcaldes de Teherán. Ahmadineyad ha criticado públicamente a Jatamí por no conocer los problemas diarios del público en general. Normalmente evita las entrevistas con periodistas independientes o evita contestar sus preguntas haciendo él a su vez otras preguntas o diciéndoles que no le hagan "preguntas complicadas".

Después de dos años como alcalde de Teherán, Ahmadineyad fue seleccionado en la lista de los sesenta y cinco finalistas del Alcalde Mundial (World Mayor) de 2005 seleccionados entre los 550 nominados. Sólo nueves alcaldes eran de Asia.

3. POLÉMICAS Y RELACIONES INTERNACIONALES

Varias posturas de Mahmud Ahmadineyad han causado polémica y malestar en los países occidentales e Israel. En algunos casos, las críticas provendrán de acciones previas a su llegada a la presidencia de Irán, como es el caso de su presunta participación en la crisis de los rehenes. Tras alcanzar el poder, sus declaraciones y posiciones frente al Holocausto, y su decisión de conseguir tecnología atómica darían como resultado un desgaste en las relaciones diplomáticas con algunos países no islámicos.

En enero de 2002, el presidente Bush incluyó a Irán, junto con Irak y Corea del Norte, en lo que llamó el "eje del mal", y desde entonces Washington ha acentuado sus denuncias del programa nuclear iraní.

3.1. DECLARACIONES SOBRE LA DESTRUCCIÓN DE ISRAEL

Mahmud Ahmadineyad realizó una declaración que generó muchas polémicas a finales del 2005 ante miles de estudiantes iraníes en Teherán, en una conferencia titulada por un mundo sin sionismo. Estas declaraciones que han tenido gran trascendencia fueron realizadas en su idioma nativo, el persa y, al parecer, fueron mal traducidas por la misma agencia oficial de noticias iraní (Agencia Noticiosa de la República Islámica, o IRNA) que luego fueron retomadas por otras agencias de noticias del mundo. Las supuestas declaraciones fueron: Israel debe ser borrado del mapa y la nación musulmana no permitirá a su enemigo-histórico vivir en su propio corazón. Al parecer el presidente iraní estaba citando las palabras del difunto Ayatolá Jomeini, padre de la Revolución Islámica en Irán. Estas declaraciones, manifestadas en un momento de tensión entre las potencias occidentales e Irán, generó enérgicas condenas por parte de la comunidad internacional y acusaciones de incitación al genocidio. En otra oportunidad el presidente iraní declaró Las grandes potencias han creado el régimen sionista para extender su soberanía en la región... todos los días este régimen masacra a los palestinos, pero como es contrario a la naturaleza, pronto asistiremos a su desaparición y a su destrucción.

Los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han condenado esas declaraciones del presidente de Irán y el primer ministro de Israel, Ariel Sharon, ha dado instrucciones al embajador de Israel ante las Naciones Unidas, Dan Gillerman, para que pida la expulsión de Irán de la organización internacional.

3.2. NEGACIONISMO DEL HOLOCAUSTO

Mahmud Ahmadineyad realizó una declaración que generó muchas polémicas a finales del 2005 ante miles de estudiantes iraníes en Teherán, en una conferencia titulada por un mundo sin sionismo. Estas declaraciones que han tenido gran trascendencia fueron realizadas en su idioma nativo, el persa y, al parecer, fueron mal traducidas por la misma agencia oficial de noticias iraní (Agencia Noticiosa de la República Islámica, o IRNA) que luego fueron retomadas por otras agencias de noticias del mundo. Las supuestas declaraciones fueron: Israel debe ser borrado del mapa y la nación musulmana no permitirá a su enemigo-histórico vivir en su propio corazón. Al parecer el presidente iraní estaba citando las palabras del difunto Ayatolá Jomeini, padre de la Revolución Islámica en Irán. Estas declaraciones, manifestadas en un momento de tensión entre las potencias occidentales e Irán, generó enérgicas condenas por parte de la comunidad internacional y acusaciones de incitación al genocidio. En otra oportunidad el presidente iraní declaró Las grandes potencias han creado el régimen sionista para extender su soberanía en la región... todos los días este régimen masacra a los palestinos, pero como es contrario a la naturaleza, pronto asistiremos a su desaparición y a su destrucción.

Los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han condenado esas declaraciones del presidente de Irán y el primer ministro de Israel, Ariel Sharon, ha dado instrucciones al embajador de Israel ante las Naciones Unidas, Dan Gillerman, para que pida la expulsión de Irán de la organización internacional.

Ellos han inventado una leyenda en la cual los judíos fueron masacrados y la pusieron por encima de Dios, las religiones y los profetas. En occidente se le ha dado mayor significado al mito del genocidio judío, aún más que a Dios, la religión y los profetas, y se trata de manera severa con aquellos que niegan esta leyenda pero no hacen nada a aquellos que niegan a Dios, la religión y los profetas. Si ustedes quemaron a los judíos, ¿por qué no le dan un pedazo de Europa, los Estados Unidos, Canadá o Alaska a Israel? Nuestra pregunta es, si ustedes cometieron el crimen, ¿por qué una nación inocente como Palestina tiene que pagar por ese crimen?


Ahmadineyard en un discurso televisado dado el 14 de diciembre de 2005 en la ciudad iraní de Zahedán

Posteriormente, en unas respuestas escritas a preguntas de los lectores aparecidas el 1 de enero de 2006 en varios periódicos iraníes, Ahmadineyad dijo que la creación de Israel después de la Segunda Guerra Mundial había «matado dos pájaros de un tiro» para Europa. Por una parte, había conseguido «barrer a los judíos de Europa y al mismo tiempo crear un apéndice europeo con una naturaleza sionista y antiislámica en el corazón del mundo islámico».
El sionismo es una ideología occidental y una idea colonialista (...) y ahora mismo masacra a musulmanes con dirección directa y ayuda de Estados Unidos y una parte de Europa (...) El sionismo es básicamente un nuevo fascismo.


Ahmadineyard comparando el sionismo con el fascismo

También cuestionó una vez más por qué la investigación y el debate sobre cuántos judíos murieron en el Holocausto era tabú y preguntó si era verdad que millones de judíos habían muerto a manos de Alemania.

Algunos analistas han dicho que los frecuentes comentarios anti-israelíes de Ahmadineyad están destinados a impulsar su posición en su país y en el mundo islámico. Según fuentes diplomáticas sus declaraciones han endurecido la actitud de Occidente con el programa nuclear de Irán.

El 11 de diciembre del 2006, la Conferencia Internacional para la Revisión de la Visión Global del Holocausto fue inaugurada en Teherán en un marco de condenas mundiales contra ella. La conferencia contó con la presencia de varios líderes del Ku Klux Klan (entre ellos David Duke), diversas organizaciones neo-nazis europeas, los principales rabinos estadounidenses de la agrupación antisionista Neturei Karta, clérigos y gobernantes del mundo islámico. Fue descripta por los medios de comunicación occidentales como una "conferencia negadora del Holocausto" y una "reunión de negacionistas del Holocausto donde sus protagonistas numerosas veces pusieron en duda la existencia de aquel genocidio y se dedicaron a negar sistemáticamente la cifra de víctimas, la existencia de cámaras de gas y los principales campos de exterminio, además de difamar a Israel y el sionismo en general". Muchos líderes mundiales reaccionaron ante tal suceso repudiando aquella reunión. Entre ellos estuvo el secretario de las Naciones Unidas, Kofi Annan, quien instó a los estados miembros a luchar contra la denegación, y educar a sus poblaciones acerca de los hechos así establecidos por la versión histórica del Holocausto, en los que un tercio de los judíos fueron asesinados, junto con innumerables miembros de otras minorías y recordó que Israel es un miembro antiguo de la organización, con todos sus derechos y obligaciones. Y que en virtud de la Carta de la Organización, todos los miembros se han comprometido a abstenerse de la amenaza o el uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado. Por su parte, la canciller alemana Angela Merkel, en el marco de una contra-conferencia organizada en Berlín, declaró "Quisiera dejar en claro que el gobierno y pueblo alemán rechazan con toda contundencia la conferencia que tuvo lugar en Irán donde se negó sin pudor alguno la existencia del Holocausto". El Primer Ministro israelí Ehud Ólmert dijo que la conferencia "representa un fenómeno enfermo de negacionismo que demuestra la propagación del odio que pretende esparcir el régimen fundamentalista iraní", mientras que la canciller israelí Tzipi Livni expresó que "la maldad proveniente de Teherán y sus aliados no puede ocultar todo el dolor y sufrimiento de los sobrevivientes de aquel horror" y el principal rabino de Israel (Yona Metzger) llamó a que los judíos de todo el mundo inicien un boicot contra los miembros de Neturei Karta impidiéndoles la entrada a cualquier sinagoga o institución de la comunidad. El Departamento de Estado norteamericano describió el evento iraní como "otro acto desagradable del régimen de Teherán, en esta materia en particular, que continúa con la espantosa negación de la muerte de seis millones de personas que perecieron en el Holocausto". El Centro Simon Wiesenthal en Los Ángeles organizó una teleconferencia en el mismo momento que tuvo lugar la conferencia iraní para invitar a distintos sobrevivientes del Holocausto a contar sus historias personales. El premier británico Tony Blair denunció la conferencia en Irán como una "chocante e increíble negación pública del genocidio que tuvo lugar en Europa" y expresó que "Esto constituye un símbolo del sectarismo y odio contra personas de otras religiones. Es decir, ir e invitar al mayor líder del racista Ku Klux Klan a una conferencia en Teherán que cuestiona la existencia de las millones de personas que murieron en el Holocausto... ¿qué otras evidencias se necesitan para comprobar la naturaleza extremista de ese régimen?". El ministro belga de asuntos exteriores condenó las expresiones negacionistas de Irán y enfatizó el "incuestionable derecho a la existencia del Estado de Israel". El ministro de relaciones exteriores canadiense Peter MacKay catalogó a la conferencia como "Un ultraje. Un insulto a las víctimas del Holocausto. Un insulto a sus descendientes. El gobierno de Canadá y estoy seguro que también muchos otros parlamentarios alrededor del globo condenan esta conferencia, de la misma manera que condenamos anteriormente los comentarios del presidente iraní sobre el Holocausto que promueven el odio y niegan los crímenes nazis". A su vez, también se oyeron condenas mundiales similares contra la conferencia en Teherán por parte de los gobiernos de Francia, Rusia, Suiza, Polonia, México y el Vaticano.

El 26 de enero del 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó una resolución condenando cualquier tipo de negación del Holocausto, votando solamente Irán en contra de su aprobación. Tres días antes, los Estados Unidos había propuesto la resolución y representantes de la Unión Europea, Canadá, Australia e Israel buscaron más apoyos externos para la misma. Turquía, Rusia y Alemania, que mantenían la presidencia de la UE en ese momento, se comprometieron a obtener una mayoría a favor para la propuesta. Para el 26, la resolución tenía 104 auspiciantes.

Desde la Universidad de Teherán al término de la concentración anual anti israelí con motivo del Día de Al Qods (nombre árabe de Jerusalén), en un discurso retransmitido en directo por la radio estatal iraní, el 18 de septiembre de 2009 Ahmadineyad afirmó que:

El pretexto para la creación del régimen sionista es falso; se trata de una mentira basada en un mito e imposible de probar.

Si el Holocausto, como ellos dicen, es verdad, ¿por qué no ofrecen pruebas?

Hacer frente al régimen sionista es una obligación nacional y religiosa.
Este régimen (israelí) no durará mucho. No vinculéis vuestro destino a él (...) este régimen no tiene futuro. Su vida ha llegado a su fin.


Ahmadineyard

Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Rusia y la Unión Europea condenaron los dichos del presidente iraní.

3.3. CONSPIRACIÓN JUDÍA MUNDIAL

En un discurso de Ahmadineyad en la sede de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, el 23 de septiembre del 2008, el mandatario iraní afirmó que los judíos dominan Estados Unidos y Europa, especialmente el mundo financiero y acusó a Israel de ser la causa de todos los males del mundo. A su vez, el presidente iraní declaró que la independencia de los pueblos de Osetia, Abjasia y Georgia está siendo obstruida por la acción secreta de los sionistas y que son esos mismos poderes invisibles la causa de las campañas encaminadas a impedir a Irán ver su programa nuclear tener éxito. Posteriormente también dijo en su discurso que los sionistas criminales que dominan el mundo son los que destruyen el medio ambiente y la solidaridad entre las naciones y denunció la manipulación de la soberanía del pueblo americano y europeo por una minúscula minoría dominadora y agresiva que se cree superior y actúa en secreto. Finalmente Mahmud Ahmadineyad profetizó que el irresistible hundimiento del peligro judío permitirá al mundo vivir en armonía y fraternidad.

Las reacciones no se hicieron esperar. Numerosas personalidades que se habían congregado en Manhattan, en el marco de una marcha en repudio de la visita de Ahmadineyad, condenaron este discurso. Entre ellos estuvo el sobreviviente del Holocausto Elie Wiesel quien dijo Ahmadineyad debe irse a su casa y quedarse allí. Las Naciones Unidas no es su lugar; su lugar es la Corte Penal Internacional donde será juzgado por promover un genocidio y la destrucción nuclear. Por otra lado, los miembros de las delegaciones norteamericanas e israelíes se negaron a asistir a la intervención de Ahmadineyad. El ministro francés de Asuntos Exteriores Bernard Kouchner proclamó que no era suficiente limitarse a condenar las declaraciones de Ahmadineyad y que era necesario "reaccionar porque la situación es extremadamente grave y se vuelve peligrosa". Por otra parte, el presidente israelí Shimón Peres afirmó que Ahmadineyad es una desgracia para el Islam, para su propio pueblo y para las Naciones Unidas, que le había permitido pisotear los valores y principios por los cuales el organismo había sido creado. En su alocución, Peres luego declaró:

Irán es el centro de toda violencia y fanatismo en la zona, su régimen constituye un peligro para el mundo entero. Irán busca la hegemonía religiosa y la dominación regional, profundiza la división en Oriente Medio, obstaculiza el proceso de paz y atenta contra los derechos humanos.
El apoyo de Irán a Hezbolá dividió al Líbano, su apoyo a Hamás divide a los palestinos y retrasa el establecimiento de un Estado Palestino soberano. Su despreciable y cínica negación del Holocausto es una ofensa a los sobrevivientes del horror. Y es algo contradictorio con las resoluciones adoptadas por esta asamblea.

Irán continúa desarrollando uranio enriquecido y misiles de largo alcance. Ellos introducen una religión de miedo, en oposición al llamado de Dios por el respeto a la vida. El pueblo iraní no es nuestro enemigo y nunca lo ha sido. El liderazgo fanático de ese país es nuestro problema y la preocupación del mundo. Irán combina misiles de largo alcance con mentes de corto alcance.

El líder iraní es un peligro para su pueblo, para la región y para el mundo entero. Él es una auténtica desgracia para el antiguo pueblo iraní. Él es una desgracia para los valores del Islam. Él es una desgracia para esta casa, las Naciones Unidas, sus principios y sus valores básicos. Nunca se ha vertido en este recinto un discurso tan abiertamente antisemita y que llama al odio más bajo como el pronunciado por ese demente. Su aparición aquí, es ya de por sí una verguenza.

La Asamblea General y el Consejo de Seguridad tienen la responsabilidad de prevenir agonías antes de que ocurran. Israel ha probado que las democracias pueden defenderse a sí mismas. No vamos a cambiar. El terrorismo no ha resuelto ni un sólo problema. Nunca lo ha hecho y nunca lo hará. Los terroristas harán del mundo un lugar ingobernable. Si a un pequeño grupo de violentos asesinos se les permite amenazar a masas inocentes, el mundo quedará sin orden ni seguridad. El mundo libre debe unirse para combatir este flagelo.

3.4. DURBAN II

En la conferencia contra el racismo de la ONU de 2009 (conocida como Durban II) celebrada en Ginebra, las palabras del líder iraní fueron calificadas de "relativizadoras del Holocausto y de antisemitas tanto por líderes políticos como por medios periodísticos. Los repudios se sucedieron posteriormente por diversos gobiernos.

3.5. CRISIS DE LOS REHENES

Más de medio centenar de estadounidenses permanecieron cautivos durante 444 días en la embajada de EE.UU. en Irán, entre noviembre de 1979 y enero de 1981, después del derrocamiento del Sah Mohamed Reza Pahlevi y la instauración de un régimen islámico.

Al menos cinco personas que permanecieron como rehenes de militantes iraníes en la embajada de EE.UU. en Teherán hace 25 años supuestamente identificaron al presidente electo de Irán, Mahmud Ahmadineyad, como un cabecilla de los secuestradores, extremo desmentido por un ex-espía iraní.

Fuentes del Departamento de Estado han señalado que se busca información más precisa sobre las actividades de Ahmadineyad en los primeros años de la revolución iraní. Sharer dijo a la cadena de televisión CNN que Ahmadineyad "sin duda estuvo allí, en la embajada, con un papel como de asesor". La Casa Blanca ha advertido a Irán de que se ha tomado "muy en serio" las graves acusaciones.

Los militantes reclamaban a Estados Unidos entregar al Sah para ser enjuiciado. Chuck Scott, un coronel retirado del Ejército de EE.UU., dijo a la televisión que no tenía dudas de que Ahmadineyad, elegido como presidente de Irán la semana anterior, fuera uno de los cabecillas de los cientos de militantes que ocuparon la embajada.

Otros cuatro ex rehenes, Kevin Hermening, William Daugherty, David Roeder y Don Sharer, formularon declaraciones similares a diferentes medios de prensa estadounidenses. Varios periódicos, canales de televisión y medios por internet publicaron fotografías de esos sucesos tomadas en noviembre de 1979. En una de ellas se ve a un estadounidense, maniatado y con una venda colocada alrededor de su cabeza, conducido por tres captores iraníes. El hombre que camina a la izquierda del rehén, según esos medios, tiene cierta similitud de rasgos con Ahmadineyad.

El secuestro de Teherán culminó con la derrota del presidente Carter a manos de un Reagan, que aparecía mucho más fuerte, decisivo y enérgico. Las hostilidad entre Washington y Teherán se agravó después de que fueran liberados los rehenes estadounidenses, debido al apoyo que la Casa Blanca dio a Irak durante su guerra contra Irán en la década de 1980.

3.6. PROGRAMA NUCLEAR

Ahmadineyad anunció el 11 de enero de 2006 la intención de conseguir acceso a la tecnología nuclear para aplicarla con fines pacíficos. Enfatizó que su gobierno no deseaba fabricar la bomba atómica, afirmando que algo así sería "ilegal y contrario a nuestra religión".

En una conferencia celebrada en enero de 2006 en Teherán comentó que una nación que tiene "cultura, coherencia y civilización" no tenía por qué necesitar armas nucleares. No obstante, aquellos países que poseen armamento atómico suelen ser aquellos que prefieren solucionar todo tipo de problemas mediante el uso de la fuerza".

En abril de 2006, Ahmadineyad anunció que Irán había conseguido refinar uranio hasta un grado en el que era posible su utilización como combustible nuclear. En un discurso para estudiantes y académicos en Mashad, dijo que las condiciones de Irán habían cambiado completamente acorde a la consecución de un "estado nuclear", y que podía hablar con el resto de países desde ese estatus.

El 13 de abril de 2006, la Agencia iraní de noticias (IRNA) afirmó que Ahmadineyad había dicho que la tecnología nuclear iraní no supondría amenaza alguna porque el gobierno deseaba "paz y estabilidad". También afirmó que no provocarían injusticias, pero que tampoco se someterían a la injusticia.

A pesar del apoyo expreso de Ahmadinejad al programa, el equipo del presidente Iraní no es responsable por la política nuclear. Esta es establecida por el Consejo Supremo Nacional de Seguridad. El consejo incluye a dos representatnes nombrados por el líder Supremo, los oficiales militares y los miembros de los poderes ejecutivo, judicial y legislativo del gobierno, e informa directamente el Líder Supremo Ali Khamenei, quien expidió un fatwa contra armas nucleares en 2005.

El 15 de noviembre de 2006 El presidente iraní anunció que "Desde ese día, la nación iraní poseía el ciclo completo para uso de combustible nuclear."

4. ACUSACIONES DE SUPUESTO SECUESTRO

En enero de 2002, el presidente Bush incluyó a Irán, con Corea del Norte e Irak, en lo que llamó el "eje del mal", y desde entonces Washington ha acentuado sus denuncias del programa nuclear iraní.

Al menos cinco personas que permanecieron como rehenes de militantes iraníes en la embajada de EE.UU. en Teherán hace 25 años identificaron al presidente electo de Irán, Mahmud Ahmadineyad, como un cabecilla de los secuestradores. Más de medio centenar de estadounidenses permanecieron cautivos durante 444 días en la embajada de EE.UU. en Irán, entre noviembre de 1979 y enero de 1981, después del derrocamiento del Sha Mohamed Reza Pahlevi y la instauración de un régimen islámico. Los militantes reclamaban a Estados Unidos entregar al Sha para ser enjuiciado. Chuck Scott, un coronel retirado del Ejército de EE.UU., dijo a la televisión que no tiene dudas de que Ahmadineyad, elegido como presidente de Irán la semana pasada, fue uno de los cabecillas de los cientos de militantes que ocuparon la embajada. Otros cuatro ex rehenes, Kevin Hermening, William Daugherty, David Roeder y Don Sharer, formularon declaraciones similares a diferentes medios de prensa estadounidenses. Varios periódicos, canales de televisión y medios por internet publicaron fotografías de esos sucesos tomadas en noviembre de 1979. En una de ellas se ve a un estadounidense, maniatado y con una venda colocada alrededor de su cabeza, conducido por tres captores iraníes. El hombre que camina a la izquierda del rehén, según esos medios, tiene cierta similitud de rasgos con Ahmadineyad.

Sharer dijo a la cadena de televisión CNN que Ahmadineyad "sin duda estuvo allí, en la embajada, con un papel como de asesor". La Casa Blanca ha advertido a Irán de que se ha tomado "muy en serio" las graves acusaciones. A Estados Unidos no se le olvidado todavía la frenta que supuso el secuestro de Teherán, que culminó con la derrota del presidente Carter a manos de un Reagan, que aparecía mucho más fuerte, decisivo y enérgico. Los rehenes pasaron esos 444 días cautivos en la embajada entre 1979 y 1981 después del derrocamiento del Sha Mohamed Reza Pahlevi y la instauración de un régimen islámico. Con el secuestro de los estadounidenses, el grupo de raptores exigía a Washington que entregara al Sha para que fuera enjuiciado. Las hostilidad entre Washington y Teherán se agravó después de que fueran liberados los rehenes estadounidenses, debido al apoyo que la Casa Blanca dio a Irak durante su guerra contra Irán en la década de 1980. "Nos tomamos esas alegaciones muy en serio y estamos analizándolas para entender mejor los hechos", ha advertido el Gobierno estadounidense, muy molesto con el resultado de las elecciones iraníes.

Fuentes del Departamento de Estado han señalado que se busca información más precisa sobre las actividades de Ahmdadineyad en los primeros años de la revolución iraní. En una entrevista con el diario británico The Times, el aquel entonces presidente de EE UU, George W. Bush, no había comentado directamente estas alegaciones, pero habría señalado que "el tiempo dirá" si Washington y sus aliados pueden dialogar con el gobierno de Ahmdadineyad.

5. PLATAFORMA ELECTORAL DE 2009

En su campaña presidencial, Ahmadineyad ha tomado un enfoque que algunos consideran populista, con énfasis en su vida sencilla, y se ha comparado a sí mismo con Mohammed Ali Rajai, el segundo presidente de Irán, el último no clérigo antes del propio Rafsanyani, asesinado en 1981 — una reivindicación que levantó objeciones de la familia de Rajai. Ahmadineyad ha anunciado que planea crear un "gobierno ejemplar para las personas de mundo" en Irán. El se autodescribe como un "principlist"; esto es, que actúa políticamente basándose en principios islámicos y revolucionarios.

Ahmadineyad era el único candidato a la presidencia que habló contra futuras relaciones con los Estados Unidos. Además, en una entrevista en la televisión iraní unos pocos días antes las elecciones, Ahmadineyad acusó a las Naciones Unidas de ser "unilateral, situada en contra del mundo del Islam". Se ha opuesto abiertamente al derecho de veto del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas dado a los cinco miembros permanentes. En la misma entrevista, mencionó que "No es justo que unos pocos estados se sienten a vetar los acuerdos globales. Si tal derecho continúa existiendo, al mundo musulmán con una población de casi 1.500 millones de habitantes debería serle dado el mismo privilegio". Además, ha defendido el programa nuclear iraní y ha acusado a "unos pocos poderes arrogantes" de intentar limitar el desarrollo industrial y tecnológico de Irán en este y otros campos. A una pregunta de un periodista de Shargh acerca de la liberación de presos políticos en el caso de que él llegara a ser presidente, Ahmadineyad contestó con una pregunta: "¿Qué presos políticos? ¿Los presos políticos en los Estados Unidos?"

El lema principal de su campaña era "Es posible y nosotros lo podemos hacer". Políticamente, es miembro de la Sociedad Islámica de Ingenieros, pero tiene también una base poderosa dentro de la Alianza de Constructores de Irán Islámico (también conocido como Abadgaran).

Durante su campaña para la segunda vuelta, ha afirmado "nosotros no tomamos parte en la revolución para un gobierno por turnos [...] Esta revolución trata de alcanzar un gobierno mundial".  También ha mencionado que posee un extenso programa para luchar contra el terrorismo, para mejorar las relaciones exteriores y ha hecho un llamamiento para mayores acuerdos con los vecinos de Irán y terminar con los requisitos de visado entre los estados en la región, diciendo que "las personas deben poder visitar cualquier sitio que ellos deseen libremente. Deben tener libertad en sus peregrinaciones y visitas. "

6. REPORTAJES

Fuente: Red Voltaire









7. DOCUMENTOS AUDIVISUALES

  • ENTREVISTAS

     


  • AHMADINEYAD EN LA ONU

      


  • DOCUMENTAL: LA REVUELTA VERDE, DESCIFRANDO EL LABERINTO IRANÍ

COLABORA

Si deseas colaborar o tienes información sobre los temas propuestos, envianosla a cultivodemente@gmail.com Indicando la fuente y el autor de artículo.
Fran Nesta - Cultivodemente.blogspot.com. Con la tecnología de Blogger.